¿Usar ropa adecuada para el workout ayuda en nuestro rendimiento?

Lo que usamos al ejercitar tiene un impacto y sí, sí vale la pena.

En la vida, muchas veces necesitamos encontrar motivación para hacer ciertas actividades. Después de todo, cómo nos sentimos juega un rol importante para lograr terminar algo de manera satisfactoria.

Y cómo nos sentimos muchas veces va directamente relacionado con lo que usamos y que, ojo, no tiene nada que ver con vestirnos para los demás. Sino de la declaración que hacemos con nuestra ropa y la manera en que nos expresamos.

¿Se acuerdan cuando a Rihanna le preguntaron cómo lo hacía en esos días en los que no se sentía tan segura de sí misma? Ella respondió “lo finges”. Bueno, más que comprobado que todas tenemos días malos y hay algunas cosas que nos ayudan con eso. ¿Aplica esto para el fitness? Claro que sí.

Para empezar, no hablamos de vernos siempre impecables y perfectas durante el workout. No, no. Estamos dando todo de nosotras y es normal ponernos rojas, sudar como en sauna y tener el pelo desordenado. 

Nos referimos a que el conjunto con el que entrenamos tiene diversos impactos en nuestro rendimiento y acá vamos a repasar algunos:

1.- Mejora nuestros movimientos

Para empezar, obviamente, está la funcionalidad. Un buen conjunto que se ajuste a nuestro ejercicio es vital. Por ejemplo, que sea amigable con el sudor y que nos permita tener máxima agilidad. 

Básicamente, debemos buscar prendas que no sean un impedimento en nuestro rendimiento ni nos restrinjan. Lo ideal es que podamos movernos sin estar pensando en qué los shorts en cualquier momento se van a caer o romper, o en tener que sujetar nuestra polera durante algún movimiento.

2.- Previene lesiones

Algo igual de importante es que, la ropa también juega su parte en la prevención de lesiones, algo que tratamos de evitar a toda costa.

Es clave invertir en prendas hechas con buenos materiales, que hagan una correcta comprensión y que tengan lo necesario para proteger ante tensiones musculares y el sobrecalentamiento.

Hay que tener en cuenta que cuando oímos de accidentes que ocurren por un “pobre” equipamiento, también tienen que ver con la ropa. Incluido el calzado.

3.- Nos hace sentir imparables

Encontrar un conjunto que cumpla con los dos puntos anteriores y que además nos guste visualmente, definitivamente es el combo perfecto.

Pensemos que el solo hecho de entrenar, estimula la seguridad en nosotras mismas. Si a eso le sumamos un top con nuestros colores favoritos y algún patrón entretenido, definitivamente nos vamos a sentir mejor mientras estemos ejercitando.

Después de todo, el usar ropa que consideramos linda para nuestras rutinas, nos termina motivando a entrenar. Pues entrenar con un conjunto nuevo, nos hace sentir felices, como en cualquier otra ocasión.

Y ojo, ya lo dijimos, no se trata de verse de cierta forma para ir al gym porque francamente… ¿A quién le importa? Se trata de nosotras sentirnos imparables al escoger entre un amplio rango de opciones, un conjunto que combine con nuestra personalidad y mood del día. 

Comparte con tus amig@s

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más contenido como este